Ver la Basílica del Pilar, Zaragoza

Publicado el 16 December 2014
Archivado en Aragon, viajeros | Salir del comentario

La Basílica de Nuestra Señora del Pilar es el mayor símbolo de todos los zaragozanos y zaragozanas. Se trata del punto referencia de Zaragoza y uno de los sitios más bonitos de España desde mi punto de vista. Muchas son las visitas anuales, de todos los rincones del mundo, que recibe exclusivamente para presenciarla. La Catedral o Basílica de Nuestra Señora del Pilar se encuentra en La Plaza del Pilar, un lugar mágico donde se concentra buena parte de la vida de Zaragoza y que te dejará  sorprendido por su belleza. Las palomas son ya una parte de la plaza, verás que hay muchísimas.

 

Ya dentro, en la Basílica, es tradición pensar de qué color lleva la Virgen del Pilar el manto antes de entrar, ya que cambia todos los días. Dice la leyenda que hay que pedir un deseo y éste se cumplirá si aciertas el color de su manto. Contemplad la Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza. Es pequeña, pero con un simbolismo detrás enorme, santa de devoción por todos los ciudadanos de la ciudad y por buena parte del pueblo sudamericano ya que también es patrona de la Hispanidad. Verás que debido a esto, las banderas sudamericanas que hay en la Catedral son varias. La Catedral es imponente, el silencio que se hace una vez dentro impresiona y el respeto por el lugar se palpa. Tiene multitud de detalles que hace que entrar a la Basílica no sea un lugar más. El retablo del altar mayor es uno de los sitios que más gente suele concentrar la Basílica. Durante la guerra civil española, tres bombas impactaron en el templo, pero ninguna llegó a explosionar. Podréis ver una de las 3 bombas en el interior de la Basílica.

Una de las cuatro torres del pilar tiene un ascensor que te permite subir a la parte más alta del campanario a presenciar las vistas de toda la ciudad. El precio es de unos 3 euros aproximadamente y merece la pena sin duda, no te lo pienses. Serás testigo de excepción de ese maravilloso paisaje, donde verás el transcurrir del río Ebro a su paso por la capital de Aragón, así como la zona nueva de Ranillas, escenario donde transcurrió la Expo de 2008. Una tradición para la gente que visita la Basílica de Nuestra Señora del Pilar es comprar una típica cinta de la virgen, con las medidas exactas de patrona. Es algo que te traerá suerte seguro. Tampoco se te olvide poner una vela, es costumbre y nunca se sabe cuándo será la próxima vez que visites la capital del Ebro. Decirte que La Plaza del Pilar es un inmejorable punto de partida para visitar Zaragoza, una ciudad con una historia detrás digna de ser conocida y una de las ciudades españolas más importantes y bonitas.

Comentarios

No hay mas respuestas