Un día en Santiago de Compostela

Publicado el 24 September 2014
Archivado en Con encanto, Cultural, España, Galicia | Salir del comentario

Empezar la mañana después de un buen desayuno con un recorrido por las rúas y plazas del casco histórico para después acercarnos a la Catedral de Santiago de Compostela es maravilloso. Es recomendable posponer la entrada a la Catedral para las 12 horas para asistir a la misa del peregrino, en la que suele funcionar el famoso botafumeiro.

Después de la visita y a la hora de comer no puede faltar las típicas raciones pulpo a la gallega, navajas, mejillones, berberechos, sardinas, pimientos del Padrón y la tarta de Santiago que son algunos de los manjares de la zona. Galicia es marinera por excelencia y nos ofrece un amplio abanico de posibilidades.

santiago-dia-1jpg_a__1739

Posterior a comer y reposar nos dirigimos por la tarde a la Cidade da Cultura de Galicia, con una curiosa arquitectura obra del neoyorquino Peter Eisenman. Además de interesantes programas, exposiciones temporales y otro tipo de actividades culturales. Otra opción que le gusta a los más peques es el tren turístico que ofrece una visión diferente de la ciudad, además de ser una agradable y relajada forma de conocerla.

Podemos volver de nuevo al casco antiguo y visitar los parques y jardines que poseen unas hermosas panorámicas de la zona monumental. El de Bonaval cuenta con dos interesantes museos el etnográfico de Galicia y el Museo do Pobo Galego, alojado en un antiguo convento de San Domingos de Bonaval, con una preciosa iglesia gótica.

Depués de cenar nos dirigimos al parque da Alameda, de aire señorial que posee un mirador privilegiado de la parte histórica y desde allí podemos tomar la mejor foto frontal de la Catedral para posteriormente festejear nuestro aprovechado día en algún pub de la zona.

Comentarios

No hay mas respuestas