Subir al Empire State

Publicado el 9 May 2011
Archivado en América | Salir del comentario

Es precisamente porque lo hemos visto en infinidad de ocasiones, en infinidad de películas que aún soñamos con ir algún día a Nueva York y ascender, por él, hasta donde se toca el cielo.

Tras la caída de las torres gemelas hace ya 10 años ha vuelto a ser el edificio emblemático de la ciudad.

Su historia ha estado plagada de anécdotas de todo tipo. Casí fue una premonición que en 1945 un bombardero se empotrase en un día de niebla en su piso 79 y provocase la muerte de más de una decena de personas. Los daños materiales también fueron cuantiosos.

Este verano, si te animas, podrás formar parte de los 2 millones de personas que cada año lo visitan. El programa es muy sencillo. Llegas, sacas tu tiquet. Tomas uno de los múltiples ascensores y te vas derechito a las terrazas desde las que podrás contemplar unas vistas de la ciudad de Nueva York, increíbles.

Ni siquiera en la actualidad podría batirse el récord de velocidad al que se construyó. Quince plantas al mes. Está clara la voluntad de demostrar al mundo el poder de todo un pueblo. En esa línea continúan, en la actualidad, los Estados Unidos. No hace falta recordar la reciente captura y muerte de Bin Laden.

Comentarios

No hay mas respuestas