Ruta de fin de semana en Santiago de Compostela.

Publicado el 20 March 2011
Archivado en Galicia | Salir del comentario

Una de las ciudades más visitadas de la Península Ibérica, y de las más de Europa -si comparamos el número de turistas con la población de la ciudad- es Santiago de Compostela. Ciudad muy idónea para ser vivida con una adecuada ruta de fin de semana. Además de la monumentalidad y belleza de sus iglesias y plazas (Catedral, Plazas de A Quintana, Obradoiro o Platerías, San Francisco o San Martiño Pinario) otros lugares, menos conocido, atesoran un gran encanto.

El sábado por la mañana bien puede dedicarse a vivir el ambiente de la Rúa de San Pedro, extramurallas pero adyacente a la ciudad Vieja, un barrio vivo, dinámico, alegre, popular. Conocer, también a orillas del casco histórico, el Museo do Pobo Galego -de un interés etnográfico enorme para quien quiera acercarse a qué es Galicia- y el Convento de San Domingos de Bonaval -otra referencia de la galleguidad, pues alberga el Panteón de Galegos Ilustres-.

La tarde podemos dedicarla a conocer el Norte de la zona histórica, maravillosos lugares llenos de encanto, con calles estrechas y casas que son pura belleza de piedra: Algalia de Arriba, Algalia de Abaixo, San Miguel dos Agros, Ruela de Xerusalén. Una zona especialmente mágica en la que abundan lugares donde reposar y hotelitos llenos de encanto y con magníficas vistas.

La ruta de fin de semana puede continuar el domingo paseando por la parte baja de la ciudad vieja, con dos maravillosas calles de abundantes soportales: Rúa Nova y Rúa do Vilar. Podemos acabar la mañana en la Alameda, sentándonos al lado de Don Ramón María del Valle-Inclán, que permanece eternamente en metal sentado en n banco observando la Catedral.

Visitar un par de parques puede ser muy recomendable para la tarde dominical. Tal es el caso del Parque de Bonaval, con unas espectaculares vistas sobre la zona hostórica, y el Parque do Paxonal.

Por su dimensión, se trata de una ciudad muy apropiada para una ruta de fin de semana. Aunque no sea Año Santo, una escapadita de un par de días a la capital de Galicia bien vale la pena.

Comentarios

No hay mas respuestas