Qué ver en Zarautz

Publicado el 2 January 2015
Archivado en Pais Vasco | Salir del comentario

Zarautz, villa marinera guipuzcoana, se encuentra enclavada en un entorno natural único, muy cerca de la población de Guetaria, ya poco más de diez kilómetros de la capital, San Sebastián. A pesar de que es un pueblo en el que durante todo el año vive gente, en verano, la población puede llegar a duplicarse o incluso más, ya que son muchos los que, atraídos por sus playas y por su tranquilidad, deciden acercarse a pasar los días de ocio a este lugar.

Zarautz, considerada como la playa más grande de todo el País Vasco y la más larga de todo el litoral cantábrico, fue durante muchos años famosa por contar con marineros que con sus grandes barcos se dedicaban a la pesca de la ballena. La playa de Zarautz, que atrae a todo el mundo por estar totalmente equipada tanto para familias como para niños o jóvenes, atrae durante todo el año a los surfistas más arriesgados, ya que en esta zona, las olas del Mar Cantábrico son idóneas para poder disfrutar de este deporte. De hecho, todos los años se celebra en aguas de Zarautz un campeonato de surf que es puntuable para el Mundial de este deporte. Además, en uno de los laterales de la playa hay una zona, muy bien conservada, que cuenta con dunas, y donde se puede encontrar mucha riqueza en cuenta a flora y fauna.

La villa de Zarautz, que engloba más de 25 barrios diferentes, cuenta sobre todo con mucho espacio verde y espacio natural, ya que son numerosos los parques por los que poder pasear y disfrutar de un día de sol, como el Jardín de Vista Alegre o el de Gure Ametsa, todos ellos totalmente equipados con servicios, por ejemplo, como columpios y zonas infantiles. A lo largo de todo el paseo marítimo que rodea la playa de Zarautz, se han podido conservar en muy buen estado, muchos de los palacios y casonas de estilo colonial que fueron tan importantes en su época. Durante mucho tiempo, Zarautz fue el escenario escogido por la reina Isabel II de España para pasar sus vacaciones, hecho que convirtió a la villa en un lugar privilegiado y atrayente sobre todo para los aristócratas y los nobles de la época.

Además, Zarautz cuenta con una amplia oferta cultural que ofrece al visitante, como varios museos, entre los que destacan el Museo de Arte e Historia de la Villa, en el que se hace un recorrido por toda la historia de Zarautz. También acoge esta población el Museo Vasco de Fotografía. Para los amantes de los edificios religiosos, dos son las iglesias con que cuenta Zarautz. Tanto la Iglesia de San Juan Bautista como el Convento de los Franciscanos que se encuentra justo al lado, y la Iglesia de Santa María la Real, se pueden visitar todos los días del año. Zarautz es un lugar muy bonito, con mucho encanto y que a pesar de haber evolucionado con los tiempos, ha sabido mantener intacto el ambiente marinero que siempre le ha caracterizado.

Comentarios

No hay mas respuestas