Qué hacer en 3 días en San Francisco

Publicado el 29 September 2013
Archivado en América | Salir del comentario

San Francisco es una de las ciudades más turísticas de la Costa Oeste de Estados Unidos y al tener un tamaño relativamente pequeño, si la comparamos con otras ciudades norteamericanas como Nueva York, es fácil poder recorrerla en tan sólo tres días sin perdernos ninguno de sus encantos.

san francisco

san francisco

Día 1 – Una de las zonas más recomendadas para alojarse en San Francisco es la que está alrededor de Union Square. Se trata de una gran plaza donde se congrega la mayor oferta de restaurantes, bares y tiendas, además de ser una de las mejor comunicadas de la ciudad. Una vez instalados, qué mejor que conocer las empinadas calles de esta población californiana a través de uno de los tranvías más antiguos del mundo. Con un poco de suerte podrás ir sentado, sino tendrás que agarrarte fuerte y experimentar la aventura de ir casi “colgando” del vagón. Una de las paradas que realiza es en Lombard Street, una de las calles más conocidas y empinadas del mundo, ya que su curiosa forma en zig-zag capta la atención de todos los turistas.

Día 2 – En el segundo día seguimos los pasos del día anterior, ya que el tranvía que sale de Union Square termina su recorrido en la zona del embarcadero. Este sitio es perfecto para pasear, conocer a los leones marinos que habitan allí, hacer alguna compra en las tiendas de regalos y comer una auténtica hamburguesa americana. Precisamente desde aquí salen los barcos hacia la isla de Alcatraz para conocer la cárcel más famosa del mundo. El trayecto dura pocos minutos y una vez en la isla podrás realizar la visita con un audioguía que ofrecen nada más llegar de forma gratuita. A través de una grabación, que se puede elegir en varios idiomas, explican cómo era la vida en esta cárcel para los guardias y los presidarios. Además, las vistas que se tienen de toda la bahía y la costa de la ciudad son impresionantes.

san francisco

san francisco

Día 3 – El último día hay que dedicarlo a descubrir la naturaleza que ofrece la ciudad de San Francisco, como su espectacular Golden Gate Park. Se trata de un enorme espacio verde, más grande que el famoso Central Park de Nueva York, en el que el turista se sentirá transportado a un auténtico bosque. Está muy próximo al Océano Pacífico, por lo que a pocos kilómetros se pueden disfrutar de alguna de las playas más populares de la población. Y como broche final qué mejor que ver el símbolo por excelencia de San Francisco: el puente Golden Gate. Es raro que la bruma que se genera en la bahía nos permita ver la totalidad del puente, y si casi no se aprecia, la zona alrededor del puente es perfecta para pasear a orillas del mar. Y para despedirnos de San Francisco, recomendamos subir a Twin Peaks, dos colinas en una de las zonas más altas desde donde se puede apreciar la inmensidad de la ciudad.

Comentarios

No hay mas respuestas