Las bodegas de Somontano, Huesca, en una escapada de entretiempo

Publicado el 15 February 2012
Archivado en Aragon | Salir del comentario

Tal vez no sean tan afamados como los vinos de La Rioja y o de la  Ribera del Duero, pero los  de esta comarca situada en el centro de la provincia de Huesca se pueden codear con ellos.

Apúntate a una ruta por las bodegas de esta tierra de vino, y, de paso, descubre su arte y naturaleza, que de eso también anda sobrada. Catar, catar y catar…

En Somontano lo que te va a resulta difícil es elegir, porque hasta 34 bodegas diseminadas por esta comarca prepirenaica invitan a disfrutar de la experiencia de participar en una cata. Y no solo eso, también sus propuestas de visitas, recorridos por los viñedos, talleres o menús de maridaje dejan bien claro que aquí, si de algo saben, es de vino.

Bodegas hay para todos los gustos, desde la más antigua y con más solera de la familia Lalanne, con más de un siglo de andadura, que sigue utilizando los métodos tradicionales y artesanales heredados de sus antepasados en Burdeos, a la pequeña Blecua, el ‘capricho’ de Viñas del Vero, una bodega de producción limitada con mucho encanto.

También otras como Enate, que conjuga a la perfección vino y arte, de lo que da buena muestra su sala de etiquetas, donde se exponen las obras que grandes artistas –Saura, Tápies o Chillida- han diseñado para sus botellas, o la ultramoderna y vanguardista Irius, con los últimos avances en viticultura y enología al servicio de la elaboración de grandes vinos.

No son las bodegas de La Rioja ni tienen su tradición pero los vinos de Somontano se han ido dando a conocer y todo aquel que se precie de entender algo de vino sabe que un Somontano viste cualquier mesa de cualquier celebración de forma perfecta. Como la de esta escapada por la región vinícola de Huesca.

Comentarios

No hay mas respuestas