La ruta del patrimonio alentejano

Publicado el 31 May 2017
Archivado en Escapadas | Salir del comentario

Visitamos hoy la parte sur de Portugal. Nuestra ruta por el patrimonio alentejano inicia en Castelo de Vide, una pequeña localidad conocida como la ‘Sintra del Alentejo’ por sus jardines y su arquitectura. La zona esta llena de reminiscencias judías y cristianas expresadas en sus muros, casas y santuarios; merece la pena detenerse frente a cualquiera de las fincas del siglo XVIII.

La pequeña y encantadora población de Marvão es una de las favoritas, ya desde lejos se ve en lo alto la fortificación y el pueblo, que a mil metros de altura se asemejan al nido de un pajaro. Tiene un sendero circular de más de siete kilómetros que une Marvão con Portagem, siguiendo el rastro de calzadas milenarias ubicadas en el punto más alto del Alentejo. Esta villa amurallada se conserva prácticamente intacta, hecho que la convierte en uno de los enclaves más bonitos de la región.

Otro punto que no te puedes perder es Elvas que sorprende gracias a su oferta monumental, gastronómica y cultural. De visita obligada, la ciudad cuenta con el mayor conjunto de fortificaciones-baluarte del mundo, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde año 2012, e incluye, entre sus principales atractivos, un acueducto, el acueducto de Amoreira, de 40 metros de altura.

Recomendable es así mismo Vila Viçosa, una de las urbes con más encanto del Alentejo. Las fachadas de marmol de sus iglesias, el fastuoso Palacio Ducal, los conventos de los Agustinos y de las Llagas, son impresionantes. La ruta puede completarse con la visita de Arraiolos, conocida por sus maravillosos tapices.

Comentarios

No hay mas respuestas