La cautivadora Isla de Ré

Publicado el 28 June 2016
Archivado en Uncategorized | Salir del comentario

La Isla de Ré es una isla costera francesa situada en el Océano Atlántico frente a La Rochelle, en el departamento de Charente Marítimo, separada del continente al norte por el Pertuis Bretón y la Isla de Oléron, y al sur por el Pertuis de Antioquía.

Si quieres visitar  uno de los destinos más románticos del oeste de Francia, tienes que venir a Isla de Ré. La isla a pesar de ser un destino muy chic desprende sencillez, naturaleza y elegancia, con sus tiendas en las que predomina el famoso ‘gris de la isla de Ré’ que encontramos en diversos motivos de la isla.

Playas-en-la-Isla-de-Re_visionneuse_cat

Un lugar idóneo alejado del bullicio de las grandes urbes y en el que disfrutar del encanto de pequeñas callejuelas, muelles repletos de heladerías y todo tipo de establecimientos hosteleros.

Es el lugar perfecto para disfrutar de plena naturaleza con familia o amigos y tomar el sol en deliciosas playas de arena fina. El mejor medio de transporte es la bici, la isla tiene más de 10 kilómetros de pistas señalizadas para pasear en bicicleta entre bosques de pinos,  pueblecitos de casas blancas y  pequeños puertos de pescadores.

Recomendamos visitar Saint-Martin-de-Ré y sus increíbles fortificaciones que datan del tiempo de Luis XIV,  que alcanzó merecida fama por su habilidad tanto en el diseño de fortificaciones como en su conquista. En bicicleta podrás dar largos y relajantes paseos acompañado si quieres de tus seres queridos. Puedes llegar hasta el faro de Las Ballenas, un lugar idílico.

El Gran faro  inaugurado en 1854 es uno de los más altos de Francia con 257 escalones que te llevan a disfrutar de una vista excepcional, con el Océano Atlántico por capitán. También puedes ver las salinas en las que se produce la flor de sal, uno de los símbolos de la isla de Ré. Y ver las cabañas de los ostricultores, deliciosas ostras que se pueden degustar en toda la isla.

Recomendamos la visita a Ars en Ré, de calles laberínticas y esquinas redondeadas o la Flotte-en-Ré, uno de los pueblos más antiguos de la isla con casas blancas, de puertas azules y flores por todos lados.

Comentarios

No hay mas respuestas