Formentera: una de las pequeñas desconocidas

Publicado el 29 November 2017
Archivado en Baleares | Salir del comentario

Formentera, es para muchos desconocida, ofrece multitud de opciones, especialmente para los jóvenes de la casa. Conocerla a pie o en bicicleta es una de las muchas posibilidades, un plan ideal para toda la familia

Viajar a Formentera es hacer una escapada a un lugar hermoso y tranquilo, huir del mundanal ruido y disfrutar de lo que la naturaleza nos ofrece.

Una experiencia única si decidimos conocer la isla a pie o en bicicleta. Hacerlo nos permite acceder a lugares a los que no podríamos llegar de otra forma, es conocer la isla y visitarla como se debe, a fondo. Explorar Formentera es una sensación muy agradable.

Su clima templado permite disfrutar de cada rincón y bañarse en el mar gran parte del año, algo que se agradece en los meses más fríos. Sentarte para disfrutar de su puesta de sol o o ver los azules del cielo y del mar es toda un alimento para los sentidos.

Tiene 32 rutas verdes, caminos entrelazados que suman más de 100 kilómetros, permiten practicar el senderismo de todos los niveles y dificultades, con vistas panorámicas,, y recorriendo playas, lugares de interés arqueológico, salinas, molinos, embarcaderos, explotaciones vinícolas o iglesias.

Permiten pasear entre bosques de sabinas, paisajes rurales, dunas con flora endémica, y humedales en los que deleitarse observando aves. Y es recorrer acantilados de formas caprichosas y atractivos naturales, en los que caminar, pasear en bicicleta, o montar a caballo. Un paraíso para los amantes de la visa al aire libre, y el mejor lugar para que los niños puedan correr en libertad.

Comentarios

No hay mas respuestas