Fin de semana gastronómico en Madrid

Publicado el 29 March 2011
Archivado en Madrid | Salir del comentario

Si váis a pasar el fin de semana en la capital de España pero no sabéis bien dónde comer ni cuáles son los platos típicos de la capital, os ofrecemos unas sencillas alternativas para degustar lo más delicioso y mítico de la ciudad, mientras descansáis y reponéis fuerzas.

Si queréis comenzar bien el fin de semana y llegáis por la tarde a Madrid, podréis aprovechar para dar un paseo por la Puerta del Sol y alrededores y degustar el tradicional chocolate con churros. Por la zona encontraréis algunos de los locales más famosos y entrañables de este delicioso placer.

Una vez lo hayáis probado, y después de recorreros bien el centro, qué mejor que cenar uno de los bocadillos más típicos de Madrid, el bocadillo de calamares. Una delicia compuesta por pan y calamares fritos, rebozados. Y es que son realmente económicos, te dejarán seguir conociendo la ciudad sin pesadez de estómago y son todo un clásico. Además. así podréis aprovechar bien el cortito viernes del que disponéis. Los mejores bocadillos de calamares los encontraréis en la zona de la Plaza Mayor.

El sábado, después de haber desayunado una buena taza de chocolate con churros, para tener toda la energía del mundo para recorrer los principales enclaves de la capital madrileña, podréis sentaros a comer el suculento y mejor plato por excelencia de Madrid, el cocido madrileño. Una comida con la que reponer fuerzas mientras disfrutáis al máximo. En la ciudad encontraréis infinidad de sitios donde degustarlo. Si preferís salir del centro y conocer la sierra noroeste, especialmente si disponéis de vehículo para ello, podréis degustar el cocido en una de las localidades madrileñas más bellas, Navecerrada. Pero si preferís quedaros en Madrid, las posibilidades de este impresionante manjar, son inmesas.

Podréis poner el punto y final del sábado tapeando los deliciosos callos a la madrileña, en cualquiera de las tabernas del centro. De este modo, disfrutaréis de las vistas de una de las zonas más entrañables de Madrid.

Y el domingo, podéis comenzar bien el día de vuelta a casa, desayunando alguna de las delicias de la pastelería La Mallorquina, una de las pastelerías más famosas de Madrid. Será un buen comienzo de día y un gran final para vuestro viaje, ya que la pastelería se encuentra en plena Puerta del Sol.

Comentarios

No hay mas respuestas