Fin de semana en Haro

Publicado el 24 March 2011
Archivado en La Rioja | Salir del comentario

La capital de la Rioja Alta, como es conocida, es una de esas villas que se quedan grabadas en la memoria. Sus característicos sabores y su tradición vinícola la han convertido en una de las ciudades más importantes de la Rioja. Y una de las más atractivas de cara a disfrutar del descanso, la gastronomía de la zona y sobre todo, el vino.

Con una población de 12.261 habitantes, Haro centra hoy en día su actividad económica, como no podía ser de otro modo, en la viticultura y elaboración de vinos de alta calidad. De hecho, son las bodegas uno de sus mayores atractivos turísticos, ejemplos de éstas son las bodegas Muga, Roda, Ramón Bilbao y Paternina. Pero fue en el siglo diecinueve cuando Haro vivió su mayor esplendor. Fue una ciudad importante en la época, tanto que fue la primera urbe española en contar con alumbrado público. De ahí, la acuñada frase “ya estamos en Haro, que se ven las luces”.

Degustar sus elaborados vinos es posible si paseamos por la Herradura, la zona más popular del Centro Histórico. Un lujo que podréis permitiros tanto la tarde-noche del viernes, como la del sábado. Adentrarse entre sus calles es toda una experiencia para la vista y para el paladar. En ella podremos probar la amplía oferta de “pinchos” que los restauradores colocan con mucho cariño y esmero en las barras. Probablemente, podríamos decir que son los pinchos más elaborados y con mayor calidad de España. Típicos y riquísimos, son los “champis”, las “zapatillas”, los “calamarcitos” y los pimientos rellenos. Una auténtica delicia con la que llenar el estómago durante todo el fin de semana y a un precio realmente asequible.

Pero no solo el vino y la gastronomía son claves en Haro, también encontramos preciosos rincones que visitar como la Iglesia Parroquial de Santo Tomás Apóstol, la Basílica de Nuestra Señora de la Vega, la Ermita de San Felices de Bilibio o el Torreón Medieval. También la Plaza de la Paz, considerada centro de la ciudad (ya que en ella está situado el ayuntamiento), destaca por su belleza y por la tradición que acoge. Todos ellos, podréis conocerlos durante la tarde del sábado y la mañana del sábado.

Si os gusta el vino, podéis aprovechar para visitar el Barrio de las Bodegas y disfrutar de una de las visitas guiadas por las más prestigiosas de toda España. El día ideal para realizarla es el sábado por la tarde o el domingo por la mañana, antes de volver a casa.

Comentarios

No hay mas respuestas