Fin de semana en Comillas

Publicado el 23 March 2011
Archivado en Cantabria | Salir del comentario

Situado en la Comarca de la Costa Occidental de Cantabria se encuentra el precioso pueblo de Comillas. Un lugar maravilloso donde disfrutar de sus inigualables calles y monumentos, además de su espectacular comida tradicional. Comillas es sin duda, uno de los municipios más bellos de la región cántabra junto con Santillana del Mar y uno de los lugares más mágicos para desconectar de la rutina, durante un envidiable fin de semana.

Uno de los grandes atractivos de la localidad, a parte de su belleza, es el económico precio de los hoteles y hostales que en él se encuentran. Y es que por tan sólo 20 euros la noche, podréis alojaros en bonitos y entrañables hostales. Si, por lo contrario preferís alojaros en un hotel, Comillas también cuenta con económicos precios que van desde los 50 euros la noche.

Una vez que lleguéis el viernes, qué mejor que aprovechar para desentumecer las piernas del coche, que dando un paseo por el municipio. De este modo tendréis una idea de la cantidad de lugares bellos que visitar y las interesantes tiendas de productos típicos de la zona que en Comillas se encuentran.

La localidad cántabra destaca por sus bellos parajes; su indiscutible maravillosa playa de arena dorada y fina; sus impresionantes calles y por supuesto, los monumentos que en ella se encuentran. Entre ellos destacan la Universidad Pontificia de Comillas, un lugar idílico para estudiar gracias a las impresionantes vistas que desde ella se contemplan, así como, por la tranquilidad que en ella se recoge. Un lugar escogido por muchos padres de distintos puntos de España para el estudio del inglés de sus hijos, durante los meses estivales.  Durante el fin de semana se puede aprovechar para admirar sus bellas fachadas y la majestuosidad del edificio principal, por ejemplo el viernes, mientras dais vuestro primer paseo podéis pasar por la zona.

Comillas es además, uno de los pocos lugares fuera de Cataluña en el que intervinieron los artistas modernistas. No es de extrañar por lo tanto, que sus calles sean muestra de diversas obras de artes de dicho estilo. Muestra de ello la encontramos en el eidificio “El capricho” de Gaudí. Una aunténtica maravilla para la vista, de la que se puede disfrutar si le dedicamos, por ejemplo, la mañana del sábado.

A parte de esta curiosidad, Comillas posee diversos monumentos únicos y bellos donde los haya, como El Angel Exterminador, símbolo de la localidad; el Palacio de Sobrellano odel Marqués de Comillas; la Fuente de los Tres Caños y la Iglesia de San Cristobal. Podéis aprovechar para observarlos, durante la tarde del sábado, después de degustar la increíble comida típica de Cantabria que ofrecen prácticamente todos los restaurantes de la localidad.

Por las noches Comillas también ofrece una amplia oferta gastronómica. Tanto el viernes como el sábado podréis elegir entre una amplia variedad de restaurantes típicos y restaurantes de comida rápida.

El domingo, podéis aprovechar para dar un paseo de despedida por el centro de Comillas y degustar un desayuno que os de fuerzas para afrontar la vuelta, un rico chocolate con churros. Y una vez salgáis del pueblo podéis, en vuestro viaje de vuelta, aprovechar para parar en Santillana del Mar y descubrir otro de los municipios cántabros más bellos.

Comentarios

No hay mas respuestas