Fin de semana en Aldeadávila de la Ribera

Publicado el 14 April 2011
Archivado en Con encanto | Salir del comentario

Situado en la comarca de las Arribes se encuentra Aldeadávila de la Ribera. Una pequeña y entrañable localidad del noroeste salmantino que forma parte del Parque Natural de las Arribes del Duero, un espacio natural de gran atractivo turístico por su belleza paisajística y las diversas posibilidades de ocio que ofrece especialmente durante el fin de semana.

Los amantes del turismo rural y deportivo encuentran en Aldeadávila un lugar ideal para la práctica de sus hobbies. En ella se puede realizar senderismo, piragüismo y paseos en barco. El viernes pueden aprovechar para disfrutar del primer día del fin de semana para practicar senderismo por alguno de los lugares más emblemáticos del municipio como el Picón del Fraile o el Picón de Felipe. Especialmente bonito es el Picón de Felipe que situado a bastante altura sobre el río Duero, ofrece las maravillosas vistas del profundo cañón horadado por el paso del río, y la presa de Aldeadávila, una de las obras de ingeniería más impresionantes de Europa.  El Picón del Fraile, también es un mirador importante en la localidad, ya que las vistas que desde él pueden contemplarse son las mejores de la zona.

Aldeadávila de la Rivera es el destino perfecto para desconectar de la rutina y pasar unos días de absoluta tranquilidad.  Uno de los alicientes para conseguirlo lo encontramos gracias a la Playa del Rostro. Un lugar privilegiado para pasar el día del sábado, podéis dedicar todo el día a realizar piragüismo, natación y tomar el sol. La Playa del Rostro es una hermosísima playa artificial instalada a orillas del río Duero que acoge, gracias a su prestigio a infinidad de visitantes.

La playa ofrece la posibilidad de hacer un sin fin de actividades como tomar el sol, pasar un día en familia o dar un paseo en barco. Si le dedicáis todo el día del sábado podréis llevar la comida, disfrutar del sol, de la práctica del deporte en un ambiente genuino, tomar un delicioso picknick casero y terminar la tarde con un baño, un paseo en barco y un relajante paseo por la zona. Eso sí, debéis de tener muy en cuenta que el acceso a la Playa del Rostro debe hacerse en coche, ya que a pie resulta muy complicado. No debéis olvidar tampoco de ir bien provistos de crema solar adeacuada, gorros, gafas de sol y agua para evitar quemaduras y deshidratación, ambas innecesarias. La noche del sábado podríais cenar en alguno de los restaurantes de la localidad, donde podréis degustar los platos típicos de Salamanca.

Para finalizar el fin de semana, podéis aprovechar la mañana del domingo para dar un paseo por las principales calles del municipio y acceder a la zona de la Presa de Aldeadávila, una de las más importantes de España desde su creación. Además, desde la presa las vistas son realmente bellas. Una bonita manera de poner el punto y final a un fin de semana de deporte y relajación total.

Comentarios

No hay mas respuestas