Fin de semana con encanto en Turégano

Publicado el 23 March 2011
Archivado en Con encanto | Salir del comentario

Una de la localidades más bellas de Segovia es Turégano. Un lugar donde disfrutar de la tranquilidad, de su precioso castillo y de la buena cocina castellana. Un auténtico remanso de paz perfecto para desconectar y olvidarnos de los problemas durante el fin de semana. El alojamiento es muy económico y muy entrañable, ya que los hostales y las casas rurales donde pasar la noche son edificios típicos del municipio.

Situado a 39 kilómetros al norte de la capita, Turégano fue parte fundamental de la historia de Castilla, especialmente durante la Edad Media gracias, entre otras cosas, a su castillo. Tan destacable es la belleza de la fortaleza de raíces celtíberas, que fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1931. A parte de fortaleza e iglesia, el castillo fue “Prisión de Estado”. Entre sus históricos prisioneros se encuentran el hijo del Duque de Osuna, el Almirante Aragón y el ilustre primer ministro de Felipe II, Antonio Pérez. Fruto de su importancia arquitectónica y su belleza, está incluido dentro de la Ruta de los Castillos de Castilla y León, junto con los de Coca y Pedraza. Y aunque ha pasado por diversas etapas de restauración, sigue siendo escenario de numerosos actos como son los celebrados en Semana Santa.

Pasar un fin de semana en Turégano es sinónimo de tranquilidad total. Y es que visitar el castillo de la localidad es un auténtico privilegio para los sentidos. Podéis dedicarle un par de horas durante el sábado, después de degustar el riquísimo cordero típico de la zona que se puede degustar en el restaurante Casa Holgueras. Un auténtico privilegio para el paladar, porque los cocineros del restaurante lo hacen realmente rico.

Otro de los principales atractivos de Turégano es el Museo de los Ángeles. Creado por la fundación Bosé-Dominguín, en una antigua fábrica de harinas de la localidad, puede presumir de ser el único existente en el mundo que centra su colección en el tema de los ángeles. El museo acoge en su interior una colección única y exquisita de obras de arte, relacionadas con estos seres celestiales y los diferentes puntos de vista que varias culturas tienen sobre el tema. Para los amantes del arte, éste es uno de esos rincones cargados de magia y belleza que se hacen con un pequeño rincón de nuestra alma y de nuestra memoria. Podéis aprovechar para visitarlo la mañana del domingo antes de volver a casa.

Comentarios

No hay mas respuestas